Photoshop CS3 y compañía: cuando algo huele a podrido.

Parece que fue ayer, pero ya llovió bastante desde que instalé Windows NT 4.0 por primera vez en mi ordenador. Corría el año 1996 y servidor poseía un Pentium 150 con 64 Mb de RAM y una Matrox Millenium de 4 MB. Además, contaba con un disco principal de 850 Gb y otro secundario de 2 Gb en mi equipo. Las características del ordenador ahora parecen totalmente ridículas, pero por aquel entonces pasaba por ser un equipo de sobremesa realmente potente, prácticamente una estación de trabajo profesional. En aquel momento, aún le quedaba bastante camino por recorrer a la fotografía digital destinada al ciudadano de a pie, así que me dedicaba al 3D empleando el mítico 3D Studio MAX (v1.0) y el Photoshop 3 para retocar mis imágenes. Fue una época de largas esperas: habitualmente mis trabajos se renderizaban a 800×600, tardando el proceso varias horas y, posteriormente, el retoque tampoco resultaba tan “sencillo” como ahora. Más tarde, tras aumentar mi dosis de paciencia notablemente, comencé a trabajar a 1024×768. De aquella, recurrir a los sistemas de partículas para dar realismo a las escenas o bien hacer cosas como simulación de telas era prácticamente un suicidio y, de hecho, recuerdo renders que tardaron más de 3 días en completarse.

Más adelante mis equipos fueron evolucionando: pasé por un Pentium II a 233 con 128 Mb de RAM (que forzaba a 280); un Pentium III a 350 con 256 Mb (éste llegó a los 450); otro Pentium III 500 (aquí sólo pude subir 100 mhz) con 512 Mb y, finalmente, un sistema dual con dos procesadores Pentium III Coppermine a 933 Mhz que no forcé y ya contaba con 1Gb de RAM. Por desgracia, paralelamente a esto se iban elevando los requirimientos de hardware por parte del soft utilizado. Windows NT 4.0 se sustituyó (tras muchos años de impecable servicio) por Windows 2000 y éste, a su vez, dejó de ser mi SO (Sistema Operativo) cuando Windows XP SP2 vio la luz. Las diferentes versiones del 3D Studio MAX también evolucionaron y comenzaron a aparecer nuevos plugins para renderizado realista (incorporando la simulación de luz difusa y HDR para las texturas) que sustituían al clásico Pong, herencia del 3D Studio 4. La resolución de mis imágenes aumentó y el Photoshop, poco a poco, comenzó a consumir más recursos. Se podría decir que en mi última época con el 3D las escenas ganaron en calidad pero yo no podía finalizarlas en menos tiempo que antes, porque la velocidad de mi máquina seguía siendo un limitante.

Posteriormente, con la aparición de las primeras réflex digitales, adquirí una Canon EOS 300D y aparqué el 3D, que me mantenía prácticamente todo el tiempo encerrado en casa. Recuperé un poco de color en la piel de la cara y una de mis más viejas aficiones, que empecé a compatibilizar con el programa que tradicionalmente había usado desde siempre, el Photoshop. Comencé con la versión 7, luego llegó el primer CS, seguido del CS2 y finalmente el actual CS3. Todos ellos hicieron gala de una excelente robustez y fiabilidad, o casi.


Algo comenzó a atufar con la última Suite de Adobe, en principio certificada tanto para Windows XP/Vista (en sus versiones de 32 bits) como para MacIntel y los Apple basados en Power PC. Me consta que no existen problemas mayores trabajando con los ya veteranos G5, pero bajo un procesador Intel la cosa resulta totalmente diferente, tanto en Vista como en Leopard, salvándose el asunto, por los pelos, cuando se corren las aplicaciones en un Windows XP SP2 de 32 bits. David y yo vivimos, desde hace un tiempo, acostumbrados a cuelgues repentinos, a que nuestro Photoshop se se cierre cuando se agota la RAM asignada al mismo o a que se quede tostado sin razón aparente durante varios minutos a la hora de usar un filtro o grabar una imagen determinada. Bajo Leopard, no sé a que achacar toda esta constelación de desgracias, hasta ahora desconocidas para nosotros, puesto que no utilizo Apple. Sin embargo, soy consciente, por lo que me cuenta David (tiene un Mac Pro) que cambios leves en la configuración del nuevo sistema operativo de la Manzana afectan sobremanera al rendimiento y estabilidad de la aplicación. Aún así, ignoro en concreto los conflictos que se generan y por qué.

Puedo describir mejor lo que sucede cuando el nuevo Photoshop se ejecuta bajo Windows Vista 32 bits. Los errores son idénticos a los que sufre David (curioso, tratándose de sistemas operativos tan dispares). Sin embargo, dado que en los equipos que utilizo para trabajar sólo instalo los programas estrictamente necesarios, ni siquiera puedo achacar el comportamiento de la aplicación a cambios o modificaciones en el SO. Mal iba antes de instalar el Service Pack 1 y mal continuó después de instalarlo. La gracia, con todo, vino tras la migración a un Vista Ultimate x64 SP1 cuando amplié mi máquina con 8Gb de RAM. Dado que bajo Vista x32 era imposible acceder a toda la memoria, la actualización se convirtió en algo totalmente necesario. En ese momento comenzaron las desgracias de verdad puesto que directamente la Suite completa comenzó a dar errores a la hora de instalarse. El programa conflictivo era, al parecer, el Acrobat, de modo que intenté instalar tan sólo el Illustrator, el Dreamweaver y el Photoshop. En ese momento, dejé de sufrir errores pero tras completarse la instalación los programas no cargaban. Sin embargo, lo realmente divertido comenzó a la hora de intentar eliminar el software, proceso enteramente imposible puesto que el desinstalador se colgaba sin más ni más. Comencé entonces a instalar las aplicaciones en su versión inglesa stand-alone, pero ninguno de mis intentos resultó fructuoso. Cada vez que se intenta el proceso, junto con el programa de turno se copian al disco duro toda una serie de “componentes comunes” a todo el soft CS3 (entre 20 y 30) siendo alguno de ellos, sino varios, el/los responsable/s de los conflictos. De hecho, si se arranca en modo a prueba de fallos, las aplicaciones “cargan”, aunque con simpáticos mensajes de error. Lo gracioso es que los famosos “componentes comunes” se copian tanto cuando decides instalar 3 programas de la Suite como cuando optas por decantarte por una sola aplicación adquirida independientemente de las otras, como Dreamweaver, con lo que los errores recurren de forma permanente con cualquier tipo de software del conjunto. Además, sorprendentemente muchas veces los elementos “comunes” no tienen en nada que ver en absoluto con el programa que hayas elegido y, así, se puede comprobar que si se decide instalar el Dreamweaver exclusivamente también lo acompañan el Adobe Camera RAW y varios otros servicios y aplicaciones que pertenecen a cosas tan dispares como Illustrator, Acrobat Reader, Photoshop…

Cuando suceden estas cosas, uno piensa en primer lugar que su ordenador debe tener algún tipo de problema. Lo raro, discurres, es que un equipo Core 2 Quad totalmente estándar, con un chipset Intel G33 + ICHR9 presente conflictos de forma nativa con el SO, máxime cuando tiene instalada una versión original de Windows que funciona a la perfección y la máquina cuenta con una memoria y discos duros de excelente calidad. También parece extraño que todos los programas trabajen correctamente menos las nuevas versiones de los productos de Adobe. Es el momento en el que piensas, ¿habrá sufrido alguien más este tipo de inconvenientes?, ¿será cosa de ellos? y comienzas a buscar en los foros de la compañía y las páginas de soporte. Entonces es cuando se comprueba que son varios cientos de usuarios los que se quejan prácticamente de lo mismo y que incluso Adobe ha creado una subsección en su web, a modo de parche, dedicada a este tipo de dificultades, al parecer extremadamente comunes. Básicamente, y como ellos mismos dicen, en un Vista x64 a veces su software se instalará, a veces no, y, si lo consigues, quizás hasta las cosas funcionen (tengo un amigo que, de hecho, lo ha logrado sin problemas). La lista de errores, referida tan sólo a la página de soporte del Photoshop, es muy breve, como se puede apreciar, e incluye cosas tan variopintas y peregrinas como:

A blank or flickering dialog box – (ventanas del programa blancas o parpadeantes).

A frozen cursor or screen – (cuelgue directo del software sin que su proceso finalice).

A blue screen – (pantalla azul de la muerte).

An unexpected restart – (reinicio espontáneo de la aplicación, previo cierre de la misma y pérdida de todo nuestro trabajo, claro está).

An error such as the following: – (o errores como los siguientes:).

“This program has performed an illegal operation and will be shut down. If the problem persists, contact the program vendor.” – (el programa se cerrará porque se ha producido un error irrecuperable, consulta a los de Adobe).

“MS Setup Toolkit API Error, Bad Arg 3:AddSectionFiles to CopyList.” – (resumiendo: conflictos con la aplicación de instalación de Windows).

“Not enough disk space on target drive while decompressing to [pathname].” – (indicación de disco duro repleto mientras se descomprime el Photoshop, aún contando éste con suficiente espacio libre).

“Setup is unable to initialize the setup program. There may be a scripting error.” – (directamente, no se carga el instalador de la aplicación porque hay conflictos con su script).

“Setup is unable to load the installation script file.” – (el instalador del programa no localiza el archivo donde se indica el procedimiento a seguir para completar el proceso).

“Unable to create a directory under C:\Windows\System. Please check write-access to the directory.” – (la aplicación no puede crear los directorios para copiarse en el lugar adecuado, al contrario que el resto de nuestro software).

“X:\ unavailable.” (where “X” is the drive letter for your CD-ROM drive) – (imposibilidad de encontrar la unidad de CD o DVD en nuestro equipo).

“Device not ready.” – (fallo genérico de un dispositivo al instalar).

“Error reading CD-ROM.” – (error de lectura del CD o DVD donde está copiado el programa).

“Error reading device X:\” (where “X” is the drive letter for your CD-ROM drive.) – (error de lectura de la unidad que corresponde a nuestro lector de CDs o DVDs).

Por supuesto, Adobe especifica que puede habar muchos más errores no descritos, y todo esto referido al Vista de 32 bits, para el cual las aplicaciones de la Suite CS3 están “oficialmente certificadas”, no hablemos de un x64. Para más INRI, en la propia página de la compañía han escrito un párrafo que prácticamente viene a decir de forma textual “es posible que el único programa con el que sufras errores sea el Photoshop, pero esto no significa que la aplicación esté mal programada, tan sólo que no tienes instalado nada que consuma tantos recursos”. ¿Una nueva forma de llamar imbécil al usuario?, supongo que nunca se sabrá, pero la frase resulta cuanto menos chocante, máxime cuando otras aplicaciones como PTGui son capaces de montar en el mismo equipo panorámicas con cientos de fotos, claro, que este último sí cuenta con versión nativa para 64 bits (aunque la de 32 va a la perfección, simplemente un 20% más despacio).

La solución en mi caso fue sencilla, instalé el Photoshop CS2 (va bien y como un tiro) y, dado que nunca utilicé el ACR de dicha Suite para revelar mis fotos, también metí el Lightroom al ordenador que, al ser un programa independiente sin “componentes comunes” funciona de forma correcta. También pude comprobar que la nueva beta del mismo, con versión nativa para x64, corre sin ningún tipo de problema y es muy rápida.

No sé que pudo llevar a Adobe a cometer semejante serie de chapuzas con sus CS3. ¿Por qué no existe, a esta alturas, una versión exclusiva para 64 bits?, ¿piensan acaso que asignar a sus programas un máximo de 3Gb de RAM es suficiente cuando ya hay respaldos digitales de 75 mp desde hace años, o es que venden su aplicaciones por 1000€ cada una y las destinan a la “gente normal”?, ¿por qué este cúmulo ingente de bugs comunes a casi todos los ordenadores y sistemas operativos?, ¿demasiadas prisas?. Realmente no lo sé, pero esta vez se han lucido y han logrado convertir una Suite de plena confianza en una carísima y soberana chapuza que tan sólo afecta al usuario final. Debe ser lo que tienen los monopolios: cuando no hay competencia pones en el mercado lo que te da la gana, si ya se lo dijeron a nuestro amigo Bill hace bastantes años. En fin, tiempo al tiempo, dado el gran éxito de los CS3 y lo encantados que están los usuarios que han pagado bastante dinero por unos programas que no pueden utilizar ya corre por internet la beta del nuevo Photoshop CS4, supongo que para prevenir linchamientos y mostrar al mundo que están con el tema. Además, dicen que esta vez sí habrá versión nativa x64 de todos los programas de la Suite para los usuarios de Windows, veremos que sucede entonces. Peor lo llevan mis compañeros que utilizan Apple, después de todo, ellos tendrán que esperar a los CS5 porque, como “las aplicaciones deben utilizar nuevas librerías” hay que “escribirlas desde cero”, algo sólo relativamente cierto y complejísimo cuando se cuenta con el código fuente de los programas, como el lector podrá suponer. Con todo, da igual, para el trabajo profesional no es posible decantarse por otra cosa y tampoco hay competencia, no tengamos prisa.

5 respuestas a Photoshop CS3 y compañía: cuando algo huele a podrido.

  1. David BM dice:

    Básicamente si a todo, el CS3 no va fino en macintel, hace cosas raras y entra en conflicto con otras aplicaciones a las primeras de cambio. Es curioso, en PowerPC sigue siendo la aplicación robusta de siempre. Y el CS2 en macintel es emulado. Por desgracia es lo que hay, voy probando cosas pero no encuentro alternativas😦

    Un saludo🙂

  2. Dabo dice:

    La verdad es que en mi Mac Intel el CS3 no me ha dado guerra, va bien y estable pero la futura versión 4 solventará algunas cagadas como las que comenta Alberto y es que Adobe cada vez es más fuerte y se le están pegando muchos males de partners suyos como Microsoft…

    En fin Che, vacúnate bro y paciencia -;)

  3. joseporras dice:

    Precisamente en estos días estaba por escribir en mi Blog (www.joseporras.com) al respecto, pero especificamente en lo que respecta al video.
    En estos días he empezado a migrar al Sony Vegas Pro8, que en relación con el Premiere es mucho más liviano, tiene una serie de funcionalidades de paquete, que el Adobe incluye solo a travez de un monton de software accesorio que solo sirve para lentear la maquina. Para terminar de hacerla resulta que un monton de funciones que deberían ser del editor, como lo que es el acabado, solo están presentes en After Effects, y claro ahí ves que está el negocio, porque entonces para tener un suite decente de edición de video te terminas desembolsando 2000 dolares!!!!!
    Lo siento por hacer catarsis…
    Con el tema con del Lightroom me ha gustado mucho su interfaz, pero se me hace lento para visualizar las imagenes.

  4. […] Nuevas versiones de software con pulgas que dan miedo, al mejor estilo de Microsoft y sus sistemas operativos que son tan sólidos como un chicle al medio día sobre el asfalto de la carretera a Liberia. […]

  5. acalu dice:

    Tienes un blog interesante, una pena que lleves tanto tiempo sin publicar.

    Un saludo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: