A falta de pan, buenas son tortas (o la cámara del Nokia E65).

Hace ya tiempo que compré mi primera cámara compacta. Tuve una Fuji con Super CCD de 10 megapíxeles y, aunque no muchas, alguna alegría sí que me dio en momentos puntuales. La verdad, sin embargo, es que no la usaba demasiado, de modo que la presté y, posteriormente, renuncié a ella de forma voluntaria. Actualmente, si bien nunca imaginé cual sería su destino final en el momento de adquirirla, imagino que la Fuji lleva una vida relativamente tolerable y sigue operativa (recordemos que carece de espejo).

El caso es que, en contadas ocasiones, uno vuelve a echar de menos tener una compacta a mano, sobre todo durante esos viajes relámpago que a veces obliga a realizar la profesión. El primero fue un congreso en Málaga, hace unos dos meses, el segundo, una breve estancia en Madrid durante la semana pasada con motivo de cierto simposio. Con todo, como le decía a David, a falta de pan buenas son tortas, de modo que, aunque no llevé la réflex (lo siento cris :P) no me pude resistir a sacar el móvil durante un paseo por la zona financiera de la ciudad y utilizar su camarita integrada para realizar alguna chapuza. Por desgracia, actualmente tengo un Nokia E65 que, si bien no está nada mal, no resulta una maravilla fotográficamente hablando (sólo 2 mp), de forma que decidí, como último recurso, utilizarlo para intentar hacer fotos panorámicas. Pensé que, si cubría una zona determinada con un número suficientemente elevado de capturas tomadas a pulso quizá el PTGui podría ser capaz de montar la imagen final y salvar, en cierta medida, la situación. Y la verdad, una vez más, el programa me sorprendió gratamente. Al final, logré componer la escena completa que buscaba reflejar a base de utilizar 45 fotografías como base. Evidentemente, la toma final presenta bastante ruido y tuve que procesarla con mucho cuidado en Photoshop, pero sus 10,5 mp finales permitirían ampliarla a 36 x 20 cm y 300 ppp muy dignamente. De hecho, haré la prueba tan sólo por curiosidad.

Madrid, centro financiero.

Moraleja: como tantas y tantas veces se ha dicho, la cámara es lo que, a fin de cuentas, menos importa. Es cierto que la mayoría de móviles presentan focal fija y su calidad no es excesiva pero, si tenéis un poco de paciencia, podréis realizar con ellos casi cualquier panorámica que se os ocurra y, por tanto, superar muchas de sus limitaciones, entre ellas la de resolución y detalle. Probadlo como último recurso porque, ya se sabe, vale más hacer una foto “mal” que no hacerla😉.

3 respuestas a A falta de pan, buenas son tortas (o la cámara del Nokia E65).

  1. ladymabel dice:

    Una mente inquieta que hila muy fino.
    Eres un puto genio, Riera.

  2. hidalgo dice:

    Pues la verdad es que te ha quedado estupenda

  3. carlosbravo dice:

    Efectivamente, la cámara es muy importante, sin embargo no es lo más importante.
    Yo por ejemplo gané un premio fotográfico con una fotografía realizada con un Nokia 6600 de 0,3mpx (http://carlosbravo.wordpress.com/2008/07/02/el-grito/)

    También realicé con el mismo móvil otra en el aeropuerto de Barcelona, que también me ha dado grandes satisfacciones. (http://carlosbravo.wordpress.com/2008/07/08/aeropuerto-bcn-2/).

    Está claro que depende todo del tipo de fotografía que se realice, pero como he comentado con anterioridad, lo mas importante es la mancha fotográfica, y el mensaje de esta, por encima del equipo técnico con el cual se haga.

    Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: