Hartistas en acción.

Hace un tiempo publiqué aquí mismo un artículo sobre los artistas hartistas que pululan por el mundo. Entre ellos cité a ciertos estudiantes de diversas escuelas de arte que, ya por no saber muy bien qué hacer con su vida, ya porque está de moda, ya porque piensan que realmente tienen mucho que comunicar a este mundo, nos contaminan con sus obras un día tras otro al tiempo que celebran exposiciones multitudinarias en las que todos se dan palmaditas satisfechas en la espalda.

Pues bien, muy cercana al Campus donde trabajo (en realidad soy becario) está una de estas escuelas, de modo que no es raro en absoluto ver pasearse diariamente, arriba y abajo, a varias decenas de “estudiantes artistas” por los alrededores. A veces van con una carpeta de dibujo, a veces con una vieja réflex (porque, como pude constatar, todos ellos saben que las digitales no son tan buenas como las otras), y siempre con aires que oscilan entre lo bohemio y lo desaliñado sin más.

Tengo que confesar que a mí me llaman mucho más la atención cuando van con la cámara a cuestas, ya que, en general, podríamos decir que en mi Campus es prácticamente imposible hacer una foto presentable, dado lo horroroso de los edicificios y lo abigarrados que están, pero sin embargo ellos no cejan en el empeño. Se pasean entre los despropósitos arquitectónicos a horas sumamente apropiadas para realizar cualquier tipo de toma (entre las doce del medio día y las tres de la tarde, las más de las veces) y disparan felices y contentos prácticamente con total independencia de la posición del sol o el estado del tiempo, como almas libres que son. Esto suele fructificar en los correspondientes fotones que luego aparecen en diversos calendarios y publicaciones de algunos organismos públicos que deben tener cierto tipo de simpatía por ellos o bien acogen sus trabajos como si de una ONG se tratara. Cuando se analiza alguna de estas impresiones se puede ver prácticamente de todo: edificios de puro hormigón contra cielos grises y plomizos, ruedas de coches aparcados sobre la acera, contraluces demenciales, flareos, desenfoques, movimiento… un auténtico homenaje a la fotografía de autor.

Sin embargo, no es el objeto de este artículo seguir metiéndome con ellos, ya que me despaché bastante bien en el que les dediqué. En esta ocasión lo que vamos a mostrar es a un par de auténticos hartistas en acción que pude localizar gracias a un aviso la mar de oportuno de una amiga que trabaja en el laboratorio de dos plantas más abajo. Cuando me llegó el mensaje al móvil diciéndome que mirara por la ventana tengo que confesar que no esperaba toparme con lo que vi. Al descorrer la cortina encontré algo que superaba con mucho mis expectativas…bajo el edificio se hallaba una pareja de personajes que estaban utilizando nada más y nada menos que una cámara de fuelle y gran formato con soporte para placas (!¡) y hay que decir que con no pocas dificultades. Como pude observar más tarde, uno de ellos era el que llevaba la voz cantante, mientras que su acompañante (una señora o señorita) escuchaba atentamente los consejos que le daba.

No cabía duda de que estaban dispuestos a realizar un auténtico fotón… pero mi situación era, sin embargo, totalmente angustiosa. ¿Cómo inmortalizar el evento?, mi réflex estaba en casa y la cámara compacta también. Viendo que sólo tenía a mano el móvil decidí utilizar la pequeña cámara integrada en el mismo, en un intento a la desesperada de ilustrar el evento. A duras penas conseguí mi objetivo, como se puede observar en la imagen que se encuentra bajo este párrafo. En ella podemos ver a nuestro dúo, muy cerca de la farola, montando su equipo convenientemente. Se puede apreciar sin dificultades la belleza arquitectónica del entorno que los rodea y la acertada elección de la hora de disparo. Indudablemente, la dureza del sol de medio día era el complemento perfecto para enfatizar la sobriedad de líneas de la edificación. El contraluz demencial probablemente se encargaba de aportar dramatismo, aunque de esto último no estoy seguro. A Dios gracias, supongo que la cámara de fuelle les permitiría también corregir la perspectiva correctamente a fin de que ningún tipo de distorsión enmascarara la grandeza del disparo.

Hartistas en acción.

Decidido a profundizar un poco más en el tema bajé hasta un lugar cercano a ellos para hacer otra foto en la que se pudiera apreciar, aunque fuera someramente, la perfección del encuadre elegido por nuestra pareja. Como se ve más abajo, la composición, que ya sospechábamos grandiosa desde las alturas, satisface plenamente nuestras expectativas. Es indudable que en la foto aparecería, en primer lugar, un pequeño árbol pelado, tras el cual surgiría el muro del aparcamiento, rematando el conjunto la extraña mole que constituye el grueso del edificio en sí mismo. ¿Una alegoría de la naturaleza vencida por el hormigón?, ¿un ejercicio de cómo desperdiciar una placa de 13×18 centímetros?. Realmente, nunca lo sabremos.

Hartistas en acción.

El caso es que al final, tras muchas vueltas y revueltas, que incluyeron incluso tirarse en el suelo con una réflex para hacer sabe Dios qué, nuestros amigos utilizaron por fin su placa y comentaron, antes de marchar, que volverían al día siguiente a rematar la faena, como si aquello no fuera ya de auténtico remate. Para mi desgracia no acudieron a su cita, y fue una lástima. Durante todo el día estuve esperándolos desolado con mi compacta, asomándome de cuando en cuando por si los veía aparecer… incluso pensaba hacerles una entrevista, pero sin duda algo importante los retenía en algún otro lugar y habían dado por concluído su notorio trabajo. Otra vez será.

Una respuesta a Hartistas en acción.

  1. bark dice:

    Yo creo que lo hacen para ligar. El hartisteo se lleva.

    Además, seguro que les funciona.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: